domingo, 21 de agosto de 2011

Iniciación al Baloncesto: objetivos

Los objetivos y las metas en la iniciación al Baloncesto son vitales para comprender el propio proceso instructivo a desarrollar. Son importantes para orientar el proceso, aunque no pueden entenderse como "fijos" sino que deben ser abiertos y flexibles, siendo los técnicos capaces de adaptar/reconfigurar/modificar dichos objetivos o incluso sumar alguna meta nueva, siempre todo ello en función del desarrollo de la programación y de las necesidades o expectativas de los jugadores/as.



Los objetivos de un proceso de iniciación al Baloncesto deberian tener 3 niveles de acción: cognitivo, motriz y afectivo.


Objetivos cognitivos: conocer las reglas básicas del juego, saber emplear el baloncesto como medio de disfrute, comprender la aplicación de los movimientos ya conocidos.


Objetivos motrices: aplicar las habilidades básicas en situaciones de juego, aprender los gestos técnico-tácticos de forma global, practicar otros juegos pre-deportivos, manejar el balón con destreza, desarrollar la capacidad física respetando el desarrollo psicoevolutivo.


Objetivos afectivos: participar en los juegos de forma activa y con interés, respetar las reglas básicas del juego, aceptar dentro del equipo el papel que corresponde como jugador y la necesidad de cambiar ese rol para que todos experimenten esa sensación, confiar en las propias posibilidades, aceptar el hecho de ganar o perder sin menosprecio para el contrario, aumentar la competencia y habilidad motora.


Son algunos de los ejemplos que podrían darse en función de esta clasificación, pero evidentemente cada técnico puede modificar o ampliar estos ejemplos y obtener su propia lista de objetivos, en la búsqueda de optimizar la eficacia de los mismos.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada